dijous, 10 de setembre de 2009

Sergio o la estultícia

Ahir tenia cita amb un client. Li direm Sergio.

- Sergio, la cosa es seria: el Fiscal ha hecho su escrito de calificación y no es bueno: te pide una pena de multa de 12 euros diarios durante 8 meses.

- Eso es un euro y pico al mes, ¿no?

- No, Sergio, no. 12 euros diarios. Eso son casi tres mil euros.

Li vaig explicar que la pena de multa consisteix a una quota diària (12 euros) durant un període determinat de temps (8 mesos).

- ¡Pero si yo no he hecho na’! -protestà.

- Bueno, Sergio, según el atestado algo sí que hiciste: el lunes la policía te dió el alto, pero tú decidiste huir…

- Es que no llevaba los papeles del seguro -em va interrompre.

- … el martes te plantaste en comisaria y dijiste que te habían robado el coche…

- Por si habían pillado la matrícula -tornà a interrompre’m.

- … y el miércoles la policía te sorprendió en tu propio coche, justo delante de la comisaría.

- Es que mi novia vive allí y fui a recogerla.

Estava a punt de matar-lo.

- Y encima lo confesaste todo.

- Sí, es que no me gusta mentir.

En realitat, Sergio ha tingut sort, perquè el Fiscal només ha considerat un delicte (la denúncia falsa) i no ha volgut tindre en compte el delicte de desobediència quan la policia li demanà l’alto i ell decidí escapar.

- ¿Y qué me recomiendas? -em preguntà no massa conscient de res.

El vaig mirar als ulls i vaig pensar quina llàstima, tan guapo però tan ximple i li vaig dir:

- Empieza a ahorrar.


2007

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails